El raro mineral que haría al internet 1000 veces más rápido

mineral

El mineral perovskita está de moda en las investigaciones científicas para encontrar la triada perfecta de la electricidad: bajo costo, larga duración y eficiencia.

La perovskita, como le llamó el científico Gustav Rose cuando la descubrió en los Montes Urales, Rusia, en 1839, es un mineral de óxido de titanio de calcio. Pero según la revista Forbes, su magia radica en la capacidad para albergar muchos cationes (iones con carga positiva diferente) en su estructura física, dando a los ingenieros la capacidad de modificar el mineral como mejor les parezca. Y mientras los científicos han sabido del mineral por un largo tiempo, los investigadores continúan encontrándolo útil.

En el mundo, la perovskita se ha encontrado en las minas de Arkansas, los Urales, Suiza, Suecia y Alemania, y cada variedad es ligeramente diferente. Por ejemplo, en 2009, se descubrió su habilidad para absorber luz solar y generar electricidad. Una forma natural de celda solar. Actualmente, el mineral está en desarrollo para su uso en paneles solares, pantallas y motores de carro alternativos. Es tan prometedor que la revista Spectrum lo llamó ‘El nuevo negro en el mundo solar’: “No conozco ningún grupo que trabaje con fotovoltaicos que no esté con perovskita”, dijo Herny Snaith, físico de la Universidad de Oxford, Inglaterra, y uno de los líderes en el campo de la energía, a la revista.

De acuerdo con Trevor Nace, geólogo y fundador de la revista Science Trends, en la revista Forbes, los científicos han descubierto recientemente la virtud del mineral para transferir datos a través de la radiación de terahertz. Lo más sorprendente es que, ya que es un mineral que en pocas palabras “absorbe luz”, usa esa luz en lugar de electricidad para transferir esos datos, lo que permite velocidades 1.000 veces más rápidas que las de la tecnología actual.

Volvamos atrás un momento. La frecuencia de radiación en terahertz es una investigación aún en pañales, pero se sabe que la banda está entre la luz infrarroja y la frecuencia radial (entre los 100 y los 10.000 gigahertz). Esto en comparación con el rango de 2.4 gigahertz de los celulares de hoy. El mineral de perovskita en capas puede transferir datos a través de ondas de luz en la banda de terahertz usando un mecanismo de relativo bajo costo: los halógenos.

Usando una lámpara halógena, el equipo de científicos descubrió que podrían modificar estas ondas mientras pasaban por la perovskita. Así codificaron los datos en ondas y la transfirieron 1.000 veces más rápido.

Según las pesquisas de Nace, en la revista Forbes, ya se había descubierto cómo modular las ondas de perovskita. Sin embargo, eso requería un láser de alto consumo energético por lo que hacerlo comercial era demasiado costoso. Este nuevo descubrimiento utiliza simples bombillos halógenos caseros. Como dato curioso, los científicos encontraron que pueden “modular” el color de la luz para modular los datos. Entonces, no sólo descubrieron cómo transferir datos 1.000 veces más rápido usando ondas terahertz, sino que pueden activar varias transferencias a la vez.

De acuerdo con Ossila, un fabricante de materiales para la ciencia, el problema es que se necesita más material –es decir, perovskita– para que tengan el trío anunciado de la energía: alta eficiencia, larga vida útil y bajo costo. “Esto aún no se ha logrado para otras tecnologías de película delgada, pero los dispositivos basados en perovskita hasta ahora demuestran un enorme potencial para lograr esto”.

“Este avance tecnológico abre la puerta a la utilización de la transferencia de datos de terahertz en la informática y la comunicación de generación futura. Mil veces más rápido, esta forma barata y sencilla de transferir datos presenta una multitud de oportunidades para transformar nuestras vidas digitales. Desafortunadamente, tendremos que esperar al menos 10 años hasta que esté listo comercialmente de acuerdo con los autores. Cuando llegue ese momento, esto podría presentar un cambio radical en la informática y la comunicación”, escribe Trevor Nace.

Fuente: elespectador.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *